Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)

Apoyo vital al paciente ostomizado tras el alta hospitalaria

Trigás Gil O, Durantes Gómez J.
Trigás O, Durantes J. Apoyo vital al paciente ostomizado tras el alta hospitalaria. Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS: la Fundación Ayúdate es una institu­ción benéfico-asistencial, constitui­da en el año 2001, bajo el Protectorado del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Su objetivo es, tras el alta hospitalaria, prestar asistencia gratuita a todas aquellas personas que con un esto­ma digestivo y/o urinario necesiten apoyo social, sanitario y educativo para poder volver a realizar una vida normal.

MATERIAL Y MÉTODOS: la Funda­ción Ayúdate desarrolla su trabajo en dos grandes áreas:

1. Docente: desarrollando cursos de formación en el cuidado de las ostomías para personal de enfer­mería, profesionales de farmacia, cuidadores. y con publicación de materiales educativos.
2. Asistencial: desarrollando un ser­vicio de atención integral al pa­ciente ostomizado y cuidadores/fa­miliares, prestado por personal de enfermería con formación especí­fica en el cuidado de las ostomías.

RESULTADOS: con la educación sa­nitaria proporcionada en la visita do­miciliaria y su seguimiento periódico se consigue:

• Aprendizaje en el manejo y cuidado de la ostomía, y piel periestomal.
• Aprendizaje en el manejo correcto del dispositivo colector.
• Aprendizaje en técnicas de conti­nencia (si están indicadas).
• Apoyo emocional del paciente y la familia.
• Prevención y cuidado de las com­plicaciones tardías del estoma.
• Aprendizaje de nuevos hábitos die­téticos.

CONCLUSIONES: el ser portador de una ostomía supone una alte­ración de tipo biológico (pérdida de control de esfínteres), psicoló­gico (alteración de la imagen cor­poral, autoestima, sexualidad.) y social (relaciones sociales y per­sonales y familiares). Las personas ostomizadas, precisan, tras el alta hospitalaria, una atención integral continuada en todo el proceso de recuperación de su salud y adap­tación a su ostomía, y sus conse­cuencias. Los profesionales que les atienden deberían estar formados e informados de manera que su acti­vidad repercuta en la mejora de la calidad de asistencia y de la calidad de vida de las personas ostomizadas a las que atienden habitualmente.