Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):40

La conciliación de medicación: parte de la práctica clínica del farmacéutico comunitario durante el ingreso del paciente en un centro sociosanitario

Morillo Lisa RM1
1. Farmacéutica comunitaria
Morillo RM. La conciliación de medicación: parte de la práctica clínica del farmacéutico comunitario durante el ingreso del paciente en un centro sociosanitario. Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):40
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la comunicación entre los agentes sanitarios del paciente es fundamental para asegurar la continuidad y eficacia de los tratamientos farmacológicos garantizando la seguridad del paciente, ya que una correcta historia farmacoterapéutica realizada al ingreso del paciente en el centro sociosanitario evita problemas relacionados con los medicamentos (PRM) y resultados negativos de la medicación (RNM).

OBJETIVOS: garantizar la seguridad del paciente demostrando que la conciliación de la medicación realizada al ingreso del paciente en un centro sociosanitario contribuye a la disminución de eventos adversos y errores de medicación mediante la optimización del tratamiento farmacológico, detección de PRM y resolución de discrepancias, seguimiento de las prescripciones e información activa sobre medicamentos al personal sociosanitario.

MATERIAL Y MÉTODOS: durante el año 2017 se realizó un estudio prospectivo de 12 meses de duración con 33 pacientes mayores de 65 años, que fueron ingresados en un centro sociosanitario. Se obtuvo la historia farmacoterapéutica, informes clínicos y datos que aportó el paciente y sus familiares, que facilitaron la realización de una adecuada conciliación siguiendo 3 pasos: 1. Detección de discrepancias, aparentemente no justificadas, tras la transcripción al módulo de seguimiento farmacoterapéutico (SFT) de BotPlus. 2. Aclaración, con el médico prescriptor y registro de la intervención. 3. Resolución, comunicando el nuevo tratamiento farmacológico al paciente y al equipo asistencial. Se registraron 46 discrepancias al ingreso de los 33 pacientes en el centro sociosanitario, que fueron comunicadas al equipo asistencial, al paciente y sus familiares.

RESULTADOS: se detectó que el 39,4% tomaba correctamente la medicación, mientras que el 60,6% sufría 1 o más PRM. Se calcula que en los pacientes que detectamos problemas de conciliación, sufrían una media de 2 o más PRM. Se detectaron 46 PRM: el 41,3% dosis, pauta y/o duración no adecuada; 23,91% administración errónea del medicamento; 10,87% incumplimiento; 6,53% interacciones; 6,53% problema de salud insuficientemente tratado; 4,35% duplicidad; 2,17% por medicamento no necesario; 2,17% probabilidad de efectos adversos y 2,17% otros.

CONCLUSIONES: hay necesidad de que el farmacéutico comunitario como “experto del medicamento” se implique en la prevención de eventos adversos, especialmente del paciente de edad avanzada polimedicado, ya que los eventos adversos prevenibles debidos a medicamentos son un grave problema de salud pública porque son la principal causa de eventos adversos en los pacientes atendidos por el sistema sanitario. El impacto de la seguridad del paciente es muy importante en la calidad de la asistencia sanitaria, ya que tiene consecuencias en forma de daño sobre el paciente y repercusiones económicas sobre el sistema. Adicionalmente el paciente pierde confianza en el sistema y los profesionales que le asistimos.