Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):45

Estudio piloto sobre uso de Omega 3 en síndrome de ojo seco

Herrero Díez I1, Olagorta M2, Arteagoitia I3, Lázaro A2, Díez MA2
1. Médico residente del Servicio de Oftalmología 2. Farmacéutica comunitaria 3. Profesora Facultad de Medicina y Odontología UPV/EHU
Herrero I, Olagorta M, Arteagoitia I, Lázaro A, Díez MA. Estudio piloto sobre uso de Omega 3 en síndrome de ojo seco. Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):45
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la incidencia del síndrome de ojo seco (SOS) varía entre 5-75% según diversas fuentes, ya que no se dispone de un test diagnóstico único. En muchos casos es diagnosticado y clasificado según sus síntomas subjetivos: Test OSDI. Es más frecuente en mujeres y aumenta con la edad. Tradicionalmente se clasifica en: SOS por deficiencia de secreción acuosa (incluye el síndrome de Sjögren) y SOS evaporativo, que se debe con mayor frecuencia a la excesiva evaporación lacrimal de la superficie ocular o a la falta de secreción de las glándulas de meibomio, entre otras causas etiopatogénicas (patología palpebral, infecciosa). El SOS se trata con lágrimas artificiales (LA) y lubricantes oculares, como primer paso en la escala terapéutica entre otras medidas, según su origen. En los casos de falta de secreción de las glándulas de meibomio hay estudios que relacionan su mejoría clínica con el aporte de omega 3. No hay datos publicados en nuestro medio sobre la frecuencia de prescripción de omega 3, ni qué profesional lo recomienda. Para responder a esta cuestión, proponemos realizar un estudio sobre los pacientes que acuden a la farmacia comunitaria (FC) con prescripción de LA o síntomas de sequedad ocular.

OBJETIVO: pilotar el cuestionario preciso para el estudio, evaluar su comprensión, detectar factores imprevistos y analizar las dificultades de su ejecución en la farmacia. Los resultados se emplearán para realizar el cálculo del tamaño muestral del estudio.

MATERIAL Y MÉTODO: se diseñó un estudio observacional, trasversal, con un cuestionario de 8 ítems de respuestas cerradas sobre: datos demográficos del paciente, prescriptor, complemento alimenticio (CA) de omega 3 y preguntas dirigidas a conocer si lo toma habitualmente. En 4 farmacias de Bizkaia, 7 farmacéuticos encuestaron, de forma consecutiva, a 15 pacientes que aceptaron participar. Los criterios de inclusión fueron: mayores de 18 años que solicitaron LA como tratamiento para el ojo seco, o con LA prescritas en e-rezeta. Se excluyeron los pacientes con prescripción de LA financiadas, con Síndrome de Sjögren y con otras patologías oculares.

RESULTADOS: se realizaron 15 cuestionarios. Basándose en las respuestas obtenidas y los comentarios de los farmacéuticos se ha modificado el texto de 1 pregunta y añadido otra para mejorar la comprensión del estudio y la calidad de los datos obtenidos. Se elaboró el manual del encuestador, incluyendo sugerencias para ayudar al paciente a comprender qué preparados se incluyen en el concepto de CA a base de omega 3. La edad media de los sujetos ha sido 69,13 años, siendo el doble mujeres. Un 46,67% reciben CA a base de omega 3 que han sido prescritos por oftalmólogos en el 85,71% de los casos. El tamaño muestral del estudio será de 78 pacientes.

CONCLUSIONES: el cuestionario diseñado es apropiado para obtener los datos que es preciso conocer y el estudio es viable en el entorno de la FC. La prescripción de complementos omega 3 en el SOS es baja.