Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):115

Evaluación del conocimiento del uso de antitérmicos en pediatría y actuación farmacéutica

Cordero Pérez MJ1, González Rodríguez A2, Cantalapiedra Fernández F3, Cervero Jiménez M4, Diego Martínez C5, González Hernández P6, González Hernández A6, Magro Horcajada MC7, Varas Doval R8
1. Farmacia Cervero Jiménez. 2. Farmacia Antonia Hijas Mirón. 3. Farmacia Cantalapiedra Fernández. 4. Farmacia Cordero Cervero CB 5. Farmacia Cristina de Diego 6. Farmacia Felisa Repilado 7. Farmacia Cociña Garabito CB. 8. Farmacia Mario Fernández Román.
Cordero MJ, González A, Cantalapiedra F, Cervero M, Diego C, González P, González A, Magro MC, Varas R. Evaluación del conocimiento del uso de antitérmicos en pediatría y actuación farmacéutica. Farmacéuticos Comunitarios. 2018 May 24; 10(Suplemento 1):115
Resumen: 

JUSTIFICACIÓN: la fiebre es un síntoma frecuente en muchas enfermedades infantiles. Los antitérmicos (AT) permiten aliviar la fiebre y los síntomas asociados, por lo que son muy utilizados. Los principales inconvenientes de su uso son riesgo de toxicidad y de RAM (reacciones adversas a medicamentos). Ante esto, y habiendo observado un uso no siempre ajustado a la indicación de ficha técnica de los AT, planteamos evaluar el conocimiento que tiene la población sobre ellos para ofrecer información personalizada (IPM) y educación sanitaria, reduciendo así los problemas relacionados con los mismos.

OBJETIVOS: evaluar el conocimiento de la población sobre la fiebre y su control con AT. Ofrecer educación sanitaria sobre la fiebre e IPM para un uso adecuado de AT. Criterios de inclusión: personas mayores de 18 años con niños a su cargo de 0-14 años y sin dificultad para responder al cuestionario.

MATERIAL/MÉTODO: estudio descriptivo, observacional y transversal realizado entre febrero/marzo de 2018 en 9 farmacias comunitarias de la Comunidad de Madrid. Para ello se realizó un cuestionario con datos relativos al conocimiento sobre la fiebre y el uso de AT. Al finalizar se les entregaba el Decálogo de la fiebre, editado por la Asociación Española de Pediatría. Los resultados obtenidos fueron recogidos en una hoja Excel Google creada ad hoc con este fin.

RESULTADOS: la muestra está constituida por 134 encuestados, siendo 75% mujeres y 25% hombres. El 4% de los niños está en el rango <3 meses y 72% en el de > 24 meses. Ante un aumento de temperatura, 61% utiliza AT, el 27% observa la evolución sin emplearlos y 12% acude al pediatra. Se utiliza AT según se considera (40%) o siguiendo la indicación del pediatra en un proceso anterior (60%). Administrando AT, en un 66% de los casos, con temperaturas inferiores a 38ºC. El AT más utilizado es Paracetamol-36% -seguido de Ibuprofeno, debiendo destacar que 20% lo alterna, si no remite la fiebre y según indicación del pediatra. Sólo el 11% no conoce la dosis que ha de utilizar. Si la fiebre se mantiene, el 70% acude al pediatra antes de 48 horas y sólo 30% pasadas 48 horas. El 97% conoce para qué es el AT, aunque 39% no sabe que a veces no es conveniente disminuir la fiebre. En cuanto a la actuación del farmacéutico, se dispensa con IPM en 22% de los casos; el 61% se dispensa con educación sanitaria y 14% sólo con educación sanitaria, sin dispensación ni derivación a médico.

CONCLUSIONES: la utilización de AT en temperaturas <38º, con menos de 48 h de evolución, sin visitar al pediatra y sólo para bajar la fiebre, es practicado por un 69% de los encuestados y casi un 40% ignora que no siempre es conveniente hacerlo. Aunque la mayoría conoce las dosis que ha de usar es evidente el abuso de AT en pediatría. La educación sanitaria, con o sin dispensación, ha sido la principal actuación del farmacéutico garantizando el conocimiento del adecuado proceso de uso de un medicamento en la población infantil, como agente sanitario fundamental en el uso racional de los AT.