Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)

Importancia del farmacéutico comunitario y del servicio de seguimiento farmacoterapéutico para la detección de un aumento de la presión arterial causado por el uso de Mirabegrón

Martínez Pérez SR, Martínez Ruiz P, Ferrer Ruiz s.
Martínez SR, Martínez P, Ferrer s. Importancia del farmacéutico comunitario y del servicio de seguimiento farmacoterapéutico para la detección de un aumento de la presión arterial causado por el uso de Mirabegrón. Farmacéuticos Comunitarios. 2016 May 26; 8(Suplemento 1)
Resumen: 

PRESENTACIÓN: varón de 62 años diagnosticado de hipertensión, depresión, hipercolesterolemia e incontinencia urinaria. Tratamiento: olmesartán 20mg / hidroclorotiazida 25mg (1-0-0), paroxetina 20mg (1-0-0), alprazolam 0,5mg (1-1-1), atorvastatina 20mg (0-0-1), mirabegrón 50mg (0-1-0), AAS 100mg (1-0-0), lormetazepam 2mg (0-0-1).

INTERVENCIÓN: acude a la farmacia a recoger su tratamiento. Comenta que lleva 2 meses tomando mirabegrón para un problema de frecuencia urinaria y desde entonces ha comprobado que tiene valores de presión arterial (PA) más elevados. Pregunta si esto podría deberse al nuevo fármaco o ser una coincidencia. Se le ofrece el servicio de medida de presión arterial (PA) en la farmacia con la técnica de Medición Aislada en Farmacia Comunitaria (MAFC) y se observa que presenta valores bastante elevados de PA (162/94 mmHg). Se decide controlar sus valores de PA diaria durante una semana con la técnica AMPA y se le explica cómo hacer las medidas (3 por la mañana y 3 por la tarde cada día). Pasada una semana vuelve con todos los datos anotados, se desechan todas las medidas del primer día y las primeras medidas de la mañana y la tarde del resto de días. Se calcula la media del resto de medidas y da un valor de PA de 159/90 mmHg. Se cita al paciente en el servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) de la farmacia. Se consulta la bibliografía del mirabegrón y se comprueba que uno de sus efectos adversos es producir un aumento de la PA. Estudiada su medicación, se observa que el paciente toma un diurético como antihipertensivo, que aumenta la frecuencia urinaria, acusando aún más su problema. Se remite un informe al médico detallándole los valores de PA obtenidos con la técnica de AMPA, comunicándole que el paciente había notado aumento de estos valores de PA desde que le pusieron el tratamiento para la urgencia urinaria y sugiriéndole que valore la presencia de la hidroclorotiazida en la estrategia antihipertensiva de este paciente, debido a su problema de frecuencia urinaria.

RESULTADOS: el médico decide mantener el tratamiento con mirabegrón, ya que el paciente le había notado efecto positivo frente a la urgencia urinaria y había mejorado su calidad de vida, pero decide eliminar la hidroclorotiazida de la estrategia antihipertensiva de este paciente, sustituyéndola por amlodipino, e incrementar la dosis de olmesartán. De esta forma, se prescribe para tratar su hipertensión olmesartán 40mg (1-0-0) y amlodipino 10mg (0-0-1). Pasadas 2 semanas se le repite la AMPA y se observa una reducción de los valores medios de PA del paciente hasta 139/82 mmHg.

CONCLUSIÓN: desde la farmacia comunitaria se ha detectado un problema de hipertensión ocasionado por los efectos secundarios del mirabegrón. El médico decide continuar el tratamiento con este medicamento, por los efectos beneficiosos que ha reportado al paciente, pero potencia la estrategia antihipertensiva del paciente para lograr controlar su PA.