Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)

Medicamentos sobrantes: ¿sabemos qué hacer con ellos?

Olivar T, Berenguer Lerma A, Rodilla V.
Olivar T, Berenguer A, Rodilla V. Medicamentos sobrantes: ¿sabemos qué hacer con ellos? . Farmacéuticos Comunitarios. 2(suplemento 1)
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: la acumulación de medicamentos en los hogares favorece la automedicación, el consumo de medicamentos caducados, las intoxicaciones medicamentosas y, si no son eliminados correctamente, la contaminación del medio ambiente. Nuestro objetivo fue estudiar el destino de los medicamentos sobrantes, y el conocimiento sobre el sistema SIGRE (Sistema Integrado de Gestión de Residuos y Envases) como vía de eliminación de los mismos.

MATERIALES Y MÉTODOS: estudio descriptivo transversal mediante encuesta voluntaria y anónima sobre medicamentos sobrantes y conocimiento del punto SIGRE realizado en dos oficinas de farmacia (La Nucía y Benidorm).

RESULTADOS Y DISCUSIÓN: se encuestaron 130 personas (edad media: 48,7 años, 74% mujeres) con nivel de estudios variable (5,5% sin estudios, 33,8% con estudios superiores). La mitad de los encuestados revisa sus botiquines domésticos al menos cada seis meses, mientras que un 35,4% lo hace una vez al año o incluso nunca (14,6%). El 41,9% de los encuestados guarda medicamentos por si los necesita en un futuro; un 45,7% dice llevarlos a la farmacia y un 12,4% afirma tirarlos a la basura. Este último valor aumenta a un 32% cuando se pregunta por medicamentos que ya no se consideran útiles y se quieren eliminar. Sólo un 44,6% conocía el punto SIGRE. De ellos, un 83,4% contestó correctamente a la pregunta “¿Qué se deposita en el SIGRE?”, respondiendo “los medicamentos y sus envases”, casi la totalidad (96%) afirmaron conocer algún punto SIGRE, un 86% reconoció, entre cuatro mostrados, el símbolo del punto SIGRE y, por último, un 71% afirma que el SIGRE sirve para evitar que los medicamentos contaminen. En conclusión, el presente estudio pone de manifiesto que casi la mitad de la población estudiada acumula medicamentos sobrantes en los hogares y que además, los botiquines caseros no son revisados con suficiente frecuencia. Queremos destacar que más de un tercio de los encuestados elige la basura para eliminar los medicamentos y que más de la mitad de los encuestados no conoce el SIGRE. Todo ello nos revela la necesidad de una mayor educación sanitaria sobre los peligros, tanto de la acumulación de los medicamentos en los hogares, como de la contaminación del medio ambiente que producen cuando no son correctamente eliminados. Nuestro estudio demuestra que este ámbito de educación sanitaria es una importante diana para la atención farmacéutica.