Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):341

Programa “I-VALOR: el valor de la indicación farmacéutica”: Indicación farmacéutica en infecciones urinarias (ITU). Productos dispensados

Rodríguez Martínez MJ1, Salar Ibáñez L2, Eyaralar Riera T3, Prats Mas R4, Espejo Guerrero J5
1. Comité científico de SEFAC. 2. SEFAC. 3. Comisión de investigación de SEFAC. 4. Farmacéutica. 5. Farmacéutico/a comunitario/a.
Rodríguez MJ, Salar L, Eyaralar T, Prats R, Espejo J. Programa “I-VALOR: el valor de la indicación farmacéutica”: Indicación farmacéutica en infecciones urinarias (ITU). Productos dispensados. Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):341
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: el tratamiento de las infecciones urinarias no complicadas en mujeres premenopáusicas puede ser autolimitado. Ibuprofeno 400 mg/8 horas y reevaluar si no mejora en 24 horas. En este caso se deben prescribir antibióticos, generalmente fosfomicina trometanol 3 g en dosis única. Pero ni este, ni ningún antibiótico, puede dispensarse sin receta médica, por tanto, queda fuera del ámbito del farmacéutico comunitario. En la farmacia solo se pueden dar para la cistitis analgésicos o antiinflamatorios para aliviar las molestias. Están disponibles otros productos, no medicamentos, con una evidencia menor pero que también son útiles. Proantocianidinas de tipo A, procedentes mayoritariamente del arándano rojo. Disminuyen la adhesión de las bacterias a la pared vesical. Probióticos, disminuyen la flora bacteriana patógena en vagina e intestino. D-Manosa, disminuye la adhesión de las bacterias a la pared vesical. Xiloglucanos, tapizan la mucosa intestinal disminuyendo la migración de patógenos hacia la vejiga.

OBJETIVOS: estudiar los productos dispensados a pacientes que consultan por infección urinaria.

METODOLOGÍA: se utilizó la metodología específica del módulo de infecciones urinarias del programa “I-VALOR: el valor de la indicación farmacéutica”, impulsado por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC).

RESULTADOS: se registraron 1.351 casos de indicación farmacéutica por cistitis. Se dispensó algún medicamento a 184 (13,6%) pacientes. Estos medicamentos fueron 70% paracetamol, 25% ibuprofeno y el resto AAS y clonixinato de lisina. La dispensación de medicamentos es ligeramente más frecuente cuando el paciente no tiene ningún criterio de derivación (CD), 16% frente a 13%, pero las diferencias no fueron significativas (p=0,119). Se dispensaron 759 productos sanitarios a 667 pacientes (49%) y hay diferencias en función de la presencia, o no, de CD. Si el paciente no tiene CD se le dispensa el 80% de las veces, pero si tiene CD se le dispensa solo el 35% (p<0,001). El 62% de los productos sanitarios dispensados contiene arándano rojo en diferentes presentaciones y asociaciones, y catalogados en diferentes grupos terapéuticos (04C14, V0124, V0128, V0131, V0140, V3C y V3G), 10% probióticos y prebióticos, 9% xiloglucanos, 7% probióticos intravaginales, 7% productos de higiene íntima y el 5% restante otros productos.

DISCUSIÓN: el tratamiento de la cistitis es con antibióticos, pero no están dentro del arsenal terapéutico del farmacéutico comunitario. Por tanto, solo se pueden dar medicamentos para paliar las molestias y esa no suele ser la demanda del paciente. El arándano rojo y los probióticos son más útiles para prevenir recurrencias que para tratar una cistitis ya implantada. Dentro de las opciones de tratamiento sin receta médica es la que tiene más evidencia, y es la que más se utiliza, preferentemente en aquellos pacientes a los que no se deriva al médico. Pero hay que tener en cuenta que los preparados comerciales no son todos iguales, hay que seleccionar.