Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):349

Proyecto ‘Estudio de consumo y utilización de benzodiazepinas en la farmacia comunitaria’: parte 2. ¿Son para siempre?

María Córcoles Ferrándiz E1, Rodríguez Hurtado T2, González Álvarez MI3, Cayuelas Sanchís MC1, Monllor Córcoles B1, Aguilar Quereda P1, Fuster Llorca J1, García Albert C1, Hernández García MV1, Martínez Francés AB1
1. Farmacéutico/a comunitario/a. 2. COFA. 3. Universidad.
María E, Rodríguez T, González MI, Cayuelas MC, Monllor B, Aguilar P, Fuster J, García C, Hernández MV, Martínez AB. Proyecto ‘Estudio de consumo y utilización de benzodiazepinas en la farmacia comunitaria’: parte 2. ¿Son para siempre?. Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):349
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: las benzodiazepinas (BZD) se utilizan fundamentalmente para el tratamiento de los trastornos de ansiedad e insomnio. Aunque el riesgo de dependencia es mínimo, en tratamientos breves, actualmente, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) las BZD no deben utilizarse más de un mes para el insomnio ni más de tres meses para la ansiedad. Con el fin de potenciar un uso racional del medicamento se promueve desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Alicante (COFA) un estudio con el objetivo de mejorar la atención farmacéutica en la dispensación de estos medicamentos.

OBJETIVOS: parte 1: caracterizar la utilización de las BZD en farmacia comunitaria. Describir el grado de conocimiento sobre su tratamiento. Conocer la prevalencia de las interacciones BZD-otros medicamentos. Identificar la prevalencia de efectos adversos de las BZD. Ofrecer información para potenciar el uso racional del medicamento. Parte 2: estimar el tiempo promedio en tratamiento. Cuantificar el impacto de la intervención del farmacéutico.

METODOLOGÍA: estudio observacional con intervención, durante un mes, por farmacias de la provincia de Alicante que voluntariamente deciden participar. Se informa a los centros de salud, a través del COFA, de los objetivos e inicio del estudio. La población diana: paciente mayor de 18 que solicita dispensación de BZD y acepta participar. A todos se les informa, para potenciar el uso racional del medicamento. Se recogen datos epidemiológicos y, además, en la primera fase de la entrevista, se solicitan datos referentes al proceso de uso del medicamento. En la segunda se pregunta por el tiempo que lo lleva tomando, y hasta cuándo se le ha indicado que lo tome. Se informa al paciente de los efectos adversos y del tiempo recomendado de uso según la indicación. Preguntamos si lo ha intentado dejar alguna vez, si considera que debiera dejarlo y si estaría dispuesto hacerlo. Si acepta la deshabituación, se deriva al médico.

RESULTADOS: parte 2. Se entrevistó a 625 pacientes, la mayoría mujeres (75.4%) y la edad más frecuente fue 70 o más (36%). Un 71,4% lo lleva utilizando más de un año. Solo un 4,2% lleva menos de tres meses. Un 42,1% piensa que el tratamiento es crónico y un 34,2% hasta nueva orden. Un 63,5% no considera dejar el tratamiento, aunque lleva más de tres meses. El 73,4% no ha intentado nunca dejarlo, un 17,3% lo intentó y lo hizo sin ayuda. Los pacientes que lo toman más de tres meses y que sí quieren dejarlo después de la entrevista y aceptan la derivación al médico son un 7,2%. Un 24% quieren hacerlo por su cuenta.

CONCLUSIONES: el farmacéutico comunitario puede ejercer una labor fundamental en mejorar el uso racional de las BZD. Los resultados obtenidos evidencian que un elevado porcentaje de pacientes superan la duración del tratamiento recomendada por la AEMPS lo que aconsejaría el diseño de programas de intervención sistemáticos que contribuyan en su uso eficaz y seguro.