Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):270

Proyecto ‘Servicio de nutrición en farmacia comunitaria’: relación con enfermedades crónicas

La Parra Urrutia V1, Salar Ibáñez L2, Guanter Palomar M1
1. Nutrimer. 2. Farmacia Salar.
La V, Salar L, Guanter M. Proyecto ‘Servicio de nutrición en farmacia comunitaria’: relación con enfermedades crónicas. Farmacéuticos Comunitarios. 10(Suplemento 1):270
Resumen: 

INTRODUCCIÓN: el servicio de nutrición en farmacia comunitaria, orientado a la pérdida de peso, ha demostrado ser efectivo. Los pacientes pierden peso. Ahora nos planteamos estudiar si hay algunas características relacionadas con las enfermedades crónicas de los pacientes que afecten a esa pérdida de peso. ¿Estarán más motivados para perder peso los enfermos crónicos?

OBJETIVOS: Estudiar si las enfermedades crónicas del paciente pueden afectar a la pérdida de peso.

METODOLOGÍA: una dietista graduada pasaba consulta en 6 farmacias. Durante 18 meses registró las variaciones de peso de todos sus pacientes mediante el analizador de composición corporal Tanita SC-240MA con el método de impedancia bioeléctrica. En la entrevista clínica se preguntaba al paciente por ciertas enfermedades crónicas. Los datos se analizaron teniendo en cuenta la pérdida de peso expresada en Kg, en Kg/m2 y en porcentaje del peso inicial. Se expresan como media y desviación estándar, o como proporción con intervalo de confianza de 95%. Se utilizó el paquete de ofimática Microsoft Access y Excel. Para las comparaciones se utilizó la t de Student y se consideró diferencias significativas p<0,05.

RESULTADOS: se incluyeron en el estudio 126 personas, 86% mujeres. La edad media fue de 49 años (DE 15), 51 años (DE 15) en mujeres y 38 (DE 12) en hombres. El objetivo de la dieta fue para 120 personas perder peso, para 5 mantener y para uno ganar peso. Todos los hombres querían perder peso. El resto de los datos se refieren solo a los que querían perder peso. La distribución de IMC inicial fue: 6 (5%) IMC > 40; 14 (12%) IMC >35; 33 (28%) IMC >30; 48 (40%) IMC >25; 18 (15%) IMC >20; 1 (1%) IMC <20. Se ha estudiado la influencia de padecer alguna enfermedad crónica en el peso inicial y en la pérdida de peso. Se han estudiado la diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, hipotiroidismo, ansiedad y depresión. De los 120 pacientes que querían perder peso, 62 (51,7%) sufrían alguna de estas enfermedades siendo la hipercolesterolemia la más frecuente con 32 pacientes. 12 (66,7% (IC 95%; 44,89% - 88,44%) hombres y 47 (46,1% (IC 95%; 36,40% - 55,75%) mujeres tenían alguna enfermedad crónica. El promedio de la pérdida de peso, medido como disminución de IMC, fue algo mayor en los que padecían alguna enfermedad: 1,92 frente a 1,84 Kg/m2, pero las diferencias no fueron significativas (p=0,687). Sin embargo, los que padecían alguna enfermedad crónica presentaban más obesidad al inicio: 31,25 frente a 28,73 Kg/m2, de forma significativa (p=0,017).

DISCUSIÓN: La pérdida de peso puede plantearse por cuestiones estéticas o de salud. Aunque el tamaño de la muestra no permite sacar conclusiones, parece que en los hombres son más frecuentes las cuestiones de salud, mientras que en las mujeres están prácticamente igualadas con las estéticas.

CONCLUSIÓN: Entre las personas que acuden al servicio de nutrición en la farmacia comunitaria sufrir una enfermedad crónica no se relaciona con una mayor pérdida de peso, pero sí con una mayor obesidad.