Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)

Relación entre la sintomatología de la diabetes mellitus tipo II y el uso masivo y continuado de benzodiazepinas

Martínez Pérez SR, García Molina L.
Martínez SR, García L. Relación entre la sintomatología de la diabetes mellitus tipo II y el uso masivo y continuado de benzodiazepinas. Farmacéuticos Comunitarios. 6(Suplemento 1)
Resumen: 

PRESENTACIÓN: mujer de 30 años, con depresiones recurrentes y ante­cedentes familiares cercanos de dia­betes mellitus tipo I y tipo II. Trata­miento: escitalopram 20 mg (1-0-0), lorazepam 1 mg (1-1-1), mirtazapina 30 mg (0-0-1), alprazolam 2 mg (se­gún crisis).

RAZÓN DE CONSULTA: acude una tarde al servicio de seguimiento farmacoterapéutico (SFT) de nuestra farmacia preocupada y nos comenta que lleva padeciendo desde hace va­rias semanas los siguientes síntomas: aumento del número y cantidad de micciones diarias (poliuria) y au­mento de sed (polidipsia). Nos indica que tiene antecedentes familiares de diabetes y que esos eran los sínto­mas principales de sus familiares cuando les diagnosticaron la dia­betes. Esto le preocupa mucho a la paciente, por la posibilidad de que ella padezca también esta enferme­dad siendo tan joven.

VALORACIÓN E INTERVENCIÓN: citamos a la paciente al día siguien­te por la mañana y en ayunas para realizarle un control de glucosa en sangre con un dispositivo prepara­do para ello (Servicio de Determi­nación de parámetros analíticos de nuestra farmacia). El valor de glu­cosa obtenido en dicha prueba es de 90 mg/mL, el cual está dentro de la normalidad. Para profundizar un poco más, se revisa su medicación, comprobando que en su tratamien­to hay un número considerable de benzodiazepinas, que como efecto secundario pueden producir seque­dad de boca. Se sospecha que ésta pueda ser la causa del aumento de sed, la mayor ingesta de líquidos y el mayor aumento, por tanto, del número y cantidad de micciones diarias. Se remite un informe de­tallado al médico explicando los síntomas y las preocupaciones de la paciente y solicitando que con­firme los valores de normalidad de glucosa detectados con una prueba más exacta, como es la hemoglobi­na glicosilada.

RESULTADO: el médico valora posi­tivamente nuestro informe y realiza dicha prueba analítica a la pacien­te, obteniendo un valor de hemog­lobina glicosilada de 4,8 por ciento, que también se encuentra dentro de lo normal, reforzando las sospechas que teníamos en el servicio de SFT de nuestra farmacia. La paciente nos comunica los resultados, sintiéndose realmente aliviada y agradeciendo nuestra gran labor en su caso. Una vez descartado que padeciese dia­betes, le indicamos soluciones para su problema de sequedad de boca, como el uso de chicles o enjuagues bucales. Nos comenta muy satis­fecha que: "hemos conseguido de­volverle la tranquilidad en su vida diaria".

CONCLUSIONES: el seguimiento rea­lizado a esta paciente ha sido capaz no sólo de solucionar sus dudas y miedos, sino también de reforzar nuestro papel como farmacéuticos asistenciales.