Farmacéuticos Comunitarios. 4(2):72-76

Tipos de resultados en evaluación económica de las intervenciones farmacéuticas

Sanz Granda A1
1. Consultor de Farmacoeconomía (Proyectos de Farmacoeconomía). Especialista en Farmacia Hospitalaria.
Sanz A. Tipos de resultados en evaluación económica de las intervenciones farmacéuticas. Farmacéuticos Comunitarios. 4(2):72-76
Resumen: 

Cualquier intervención farmacéutica debe presentar como objetivo principal mejorar los resultados de salud. Asimismo, es preciso tener en consideración que un resultado, que es la consecuencia obtenida a partir de la utilización de los distintos recursos, es un beneficio por el que se aumenta el bienestar individual o social. En función del tipo de beneficio obtenido, los resultados se clasifican en dos clases principales: los sanitarios y los no sanitarios. Muy probablemente, el farmacéutico comunitario está más habituado a manejarse con los primeros, puesto que se asocian con las variables habituales, como los mmHg para medir la presión arterial o los mg/dL para hacerlo con la glucemia en plasma o bien mediante el número de exacerbaciones que se producen en una EPOC o el porcentaje de casos resueltos con curación clínica y bacteriológica en una neumonía adquirida en la comunidad. Los resultados anteriores forman parte de los denominados intermedios, pero también el farmacéutico ha manejado variables finales, como es la supervivencia cuando se halla frente a un paciente que ha sufrido un infarto agudo de miocardio y expresa la efectividad de una determinada tecnología sanitaria mediante la probabilidad de supervivencia al cabo de treinta días. No obstante, es probable que el farmacéutico esté menos habituado a manejarse con otros resultados cuyo tipo no sea el sanitario clásico y que están relacionados con la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS). Ya es clásica la definición de la OMS que aumenta la extensión de salud al indicar que no sólo es la ausencia de la enfermedad. La CVRS integra en una dimensión dual, tanto la duración de la vida como la percepción por el paciente de su calidad de vida. De ello surge el concepto de año de vida ajustado a calidad (AVAC) que refleja más fielmente el estado de salud del individuo. De modo que las intervenciones farmacéuticas, que deben mejorar los resultados de salud, abogarán no sólo por aumentar la supervivencia del individuo, sino también, y con mayor motivo, la calidad de vida del mismo. Existen diferentes instrumentos con los que el farmacéutico comunitario puede estimar fácilmente la variación de CVRS relacionada con sus intervenciones. El EuroQol 5D es un cuestionario que permite estimar un valor de la utilidad de cada estado de salud. Su utilización es sencilla y debería formar parte del trabajo cotidiano en la farmacia con el fin de valorar sus intervenciones. Los valores de utilidad de los diferentes estados de salud permiten transformar los años de vida, medida de supervivencia, en años de vida ajustados a calidad, medida de bienestar. Dicho ajuste facilita la comparación directa de diferentes tipos de intervenciones por lo que, aunque presenten cada una de ellas un resultado clínico diferente, la transformación en AVAC homogeneíza dichos resultados.

Descargar artículo completo: